los 4 escenarios de Goldman Sachs para Wall Street hasta fin de año

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Los principales índices de Wall Street viven un 2024 de fuertes ganancias, que han obligado a muchos analistas a recalibrar las predicciones realizadas a finales de 2023. Los expertos de Goldman Sachs profundizaron el análisis al dibujar cuatro escenarios posibles en los que previsiblemente se moverá la renta variable estadounidense hasta finales de año, y según los cuales el S&P 500 cerrará el curso entre los 4.500 y los 6.000 puntos.

En este sentido, desde la firma destacan que, tras las últimas subas, el S&P 500 ya alcanzó su anterior previsión para final de año de 5.200 puntos, y esta tendencia alcista puede contar con recorrido, ya que anticipan un crecimiento de las ganancias por acción (BPA) del 8% en 2024 y del 6% en 2025. Sin embargo, también detectan riesgos bajistas, por lo que incluyen todos los resultados posibles en su gama de escenarios.

«Mantenemos nuestro pronóstico de BPA del S&P 500 superior al consenso para 2024 (241 dólares, 8% de crecimiento interanual) y 2025 (256 dólares, crecimiento del 6%). Nuestro pronóstico de crecimiento de BPA para 2024 está impulsado por una subida de las ventas del 6% y 39 puntos básicos de expansión del margen, hasta el 11,5%», aseguraron.

1. «PUESTA AL DÍA»

El primer escenario que plantea la firma, al que ha bautizado como «puesta al día», prevé una suba del S&P 500 hasta los 5.800 puntos a finales de año, lo que implica una revalorización cercana al 11% desde los niveles de cotización actuales.

Además, el múltiplo del índice de igual ponderación, que otorga a las firmas del selectivo una ponderación fija, «se expandiría a 18 veces, igualando su récord previo a la pandemia de 2018».

«En nuestra opinión, un cambio en las perspectivas de las tasas de interés sin un deterioro en la la economía es necesaria para que se amplíe el repunte del mercado. Un catalizador potencial es la mayor confianza en el discurso de la desinflación», aseguraron.

De esta manera, las previsiones sobre las decisiones de la Reserva Federal seguirán guiando al mercado, después del «optimismo» sobre la llegada de los recortes de tipos de finales de 2023, que «impulsó un repunte del 26% en el Russell 2000».

«Hoy en día, una gran gran parte del mercado sigue agobiada por la preocupación de que los tipos de interés sean ‘altos durante más tiempo’ y un coste de capital elevado, a medida que los inversores buscan atributos de calidad», agregaron.

2. «CATCH-DOWN»

El segundo escenario posible que plantean los analistas de Goldman Sachs es el de «catch-down», según el cual el índice S&P 500 terminaría 2024 en 4.500 puntos, para lo que sería necesaria una corrección de una magnitud cercana al 14% desde este momento.

«Un riesgo para los líderes del mercado actual es que las estimaciones actuales de crecimiento de las ventas resulten demasiado optimistas. Anteriormente discutimos el destino de las acciones de los ‘7 Magníficas’, que depende de su capacidad para cumplir con las elevadas expectativas de crecimiento», explicaron.

Según las proyecciones de los analistas, las firmas que integran los ‘7 Magníficas’ registrarán una tasa de crecimiento anual compuesta del 12% en 2023-25 frente al 3% proyectado para las restantes 493 firmas del selectivo. De esta manera, «el riesgo de acumulación entre las acciones más importantes y un posicionamiento de los inversores al límite podría exacerbar cualquier escenario de ‘catch-down'».

«Las últimas presentaciones de fondos de cobertura mostraron que la acumulación alcanzó un nivel récord durante el cuarto trimestre de 2023. Cada acción tecnológica de mega capitalización, excepto Tesla, se encuentra en la cima de nuestra lista de posiciones largas favoritas de los fondos de cobertura», destacan.

3. «Excepcionalismo continuo en megacapitalizaciones»

En tercer lugar, desde Goldman Sachs muestran la posibilidad de un escenario de «excepcionalismo continuo entre las megacapitalizaciones», por el que el índice S&P 500 cerraría el año en 6.000 puntos, lo que supondría una revalorización del 15% en el más optimista de los escenarios.

«Anteriormente argumentamos que el crecimiento actual de las acciones es diferente de las experiencias de 2021 y de la burbuja tecnológica porque los inversores hoy nos centramos en la rentabilidad. Además, aunque el optimismo sobre la IA parece alto, a largo plazo las expectativas de crecimiento y las valoraciones de las mayores acciones de TMT (tecnología, medios y telecomunicaciones) aún están lejos del territorio de burbuja», aseveran.

Además, las conclusiones del la Conferencia para Desarrolladores que Nvidia celebró la semana pasada «fueron alentadoras y apuntan a condiciones de fuerte demanda y oferta limitada» en el sector.

mercados-wall-street-acciones-bolsas-inversiones-finanzas

En el escenario más optimista, el S&P 500 cerraría el año en 6.000 puntos

En el escenario más optimista, el S&P 500 cerraría el año en 6.000 puntos

Reuters

4. «Miedo a la recesión!

Por último, los analistas destacan que «si los inversores se preocupan por las perspectivas económicas y aumentara el riesgo de recesión, el índice S&P 500 cerraría el año en 4.500 puntos», y subrayan que tras varios meses de lecturas mejores de lo esperado «las sorpresas de los datos económicos de EEUU ahora han cambiado a negativo».

«Aunque nuestros economistas todavía pronostican un aterrizaje suave, una mayor debilidad de los datos de crecimiento podrían reavivar la ansiedad de los inversores», aseguran.

Sin embargo, matizaron que «las desventajas serían limitadas en este escenario», ya que «la Reserva Federal tiene un amplio margen para realizar recortes en respuesta a un shock de crecimiento negativo».

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Suscribite a nuestro newsletter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribite a nuestro Newsletter.

Últimas

Recomendadas