Radiografía de las madres que trabajan: entre la necesidad, la satisfacción y la desigualdad de oportunidades

Viernes, 27 Abril, 2018
Fuente: 
Infobae
Un estudio abordó la situación social de las mujeres americanas y reveló que ocho de cada diez madres trabajan por necesidad y que un tercio preferiría dedicarse al cuidado de los hijos. Y afirmó que la Argentina es el país americano donde mayor proporción de mujeres perciben tener menos oportunidades de crecimiento profesional que los hombres

La situación social de las mujeres experimentó grandes cambios en los últimos tiempos, lo que supone la existencia de un nuevo paradigma sobre la concepción del rol de la mujer en la sociedad.

Un estudio realizado en once países de América con el objetivo de entender y dimensionar las percepciones de las mujeres acerca de diversas temáticas que las involucran, reveló que ocho de cada diez madres trabajadoras lo hacen por necesidad, porque su aporte es necesario a la economía del hogar. Pero el dato que llamó la atención es que un tercio preferirían dedicarse al cuidado de los hijos.

En la Argentina, según evidenció la investigación, la tendencia es diferente: son menos que a nivel regional las mujeres que declaran trabajar porque les gusta (un cuarto contra un tercio) y más las que preferirían dejar de trabajar (31% contra 27% en comparación a la estadística continental) para dedicarse exclusivamente al cuidado y la educación de los hijos.

El estudio, que fue realizado por la red de agencias de WiN Américas, representada en Argentina por Voices! y que contó con el apoyo de Fundación Avon para la Mujer, recabó información de mujeres de Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay, Perú, Colombia, México, Estados Unidos, Canadá, Ecuador y Panamá, la que organizó en categorías: ámbito personal, familia y maternidad, igualdad de género en el ámbito laboral y violencia de género.

En cuanto al nivel de satisfacción con su vida personal, las americanas se encuentran ampliamente satisfechas (63%). Por otra parte, el nivel de satisfacción de las argentinas es del 44%, posicionándose como las menos satisfechas de la región.

El 67% de las mujeres de América declararon tener poco o nada de tiempo libre disponible. Esta falta de tiempo libre se vincula con la maternidad y con el trabajo. Entre las mujeres que trabajan, ocho de cada diez dijeron no tener tiempo para ellas mismas, mientras que entre las que no trabajan, esta respuesta se reduce a seis de cada diez. En esta línea, las argentinas superan el promedio, ya que el 71% de las mujeres considera que tiene poco o nada de tiempo libre para ellas.

En lo que respecta a expectativas de vida a mediano plazo, las americanas muestran diferencias según la edad: las más jóvenes piensan en estudiar (30%), comprar una vivienda propia (22%) y tener un trabajo (22%), mientras que las adultas de 35 a 54 se enfocan en viajar (27%), tener un negocio propio (24%) y el futuro de sus hijos (20%); por su parte, las mayores de 55 planean viajar (48%) y mejorar su hogar (32%).

Con respecto a la belleza, la indumentaria (77%), peluquería (62%) y productos de belleza (55%) son importantes y se incrementa su jerarquía a medida que aumenta el nivel socioeconómico de las americanas. Las categorías de cuidado personal se vuelven más relevantes entre las mujeres que trabajan. En el caso argentino, las mujeres otorgan mayor relevancia a la ropa, seguido de los accesorios y la peluquería.

Las argentinas consideran que la belleza en una mujer influye en las oportunidades que se le presentan en un 32%, siendo las segundas entre las latinoamericanas, presididas por las mujeres brasileras (37%) y seguidas por las chilenas con un 31%.

Familia y maternidad

En América, las mujeres a la hora de hablar de cosas que las hacen sentir felices mencionaron como factor fundamental a su familia, en un 52%. Asimismo, se le asignó gran relevancia a la maternidad, en un segundo lugar, con un 28%. En la Argentina, no tener problemas económicos se posiciona segundo, por detrás de estar en familia, y con más importancia que los hijos y la salud.

Con respecto a la felicidad, para las madres de la región, se concentra en la familia (55%) y la maternidad (36%). Por su parte, las que no tienen hijos, además de la familia (54%) hablan de pareja (23%), éxito profesional (15%), viajes (18%) y estudio (10%).

Igualdad de género en el ámbito laboral

Para las mujeres americanas, cuando se habla de la percepción de desventajas en el mundo laboral, las trabajadoras con hijos son las que más en desventaja se perciben respecto de los hombres, al consultar por las oportunidades de crecimiento personal. A su vez, la idea de igualdad crece en aquellas mujeres de menor edad.

Argentina es el país de la región donde mayor proporción de mujeres sienten que tienen menos oportunidades de crecimiento profesional que los hombres (48% de las que trabajan). También, junto a Chile y Colombia, lidera el ranking de percepción de menores ingresos. A pesar de esto, un tercio declara ser el principal sostén del hogar y un 20% señala que ambos aportan por igual.

Al hablar de igualdad de género, hay una disociación entre lo legítimo (prácticas socialmente aceptadas) y lo legal (seguridad y garantías jurídicas). Esto quiere decir que, si bien las latinoamericanas sienten que sus ventajas son similares a las de los hombres, no creen que se respeten sus derechos. Mientras que, entre las norteamericanas, la relación es inversa. Las latinoamericanas tienen una perspectiva más positiva respecto de la igualdad de género: seis de cada diez dicen que las ventajas son las mismas, pero entre las norteamericanas una similar proporción declara que son los hombres los que tienen mayores ventajas. Mientras que para la mayoría de las latinas los derechos de la mujer se respetan poco o nada (63%), ocho de cada diez en América del Norte dicen que sí se respetan (84%). En esta temática, la Argentina se encuentra en línea con los resultados de Latinoamérica.

Violencia de género

En lo que respecta a violencia de género, las más jóvenes, las de clase baja y las mujeres que trabajan son las que más declararon haberla sufrido. Las argentinas (31%), chilenas (30%), peruanas (30%) y mexicanas (30%) que admiten haber sufrido violencia de género, duplican a las de Colombia (16%), Ecuador (15%) y Norteamérica (15%).

Por otra parte, México (46%), Perú (41%), Chile (39%) y Panamá (35%) son las naciones con mayor nivel de acoso sexual declarado por las mujeres entre los países medidos. Luego sigue Argentina (29%), Brasil (23%), Ecuador (23%), Estados Unidos (22%) y Colombia (20%). El país con menor nivel de acoso declarado fue Canadá (16%). En América del Norte, dos de cada diez mujeres declararon haber sufrido acoso sexual, mientras que en Latinoamérica son tres de cada diez las que indicaron lo mismo. En esta problemática, las más jóvenes son las más afectadas.

A modo de cierre, el estudio mostró en términos generales que en un contexto de preocupación por la situación de la mujer a nivel regional, la Argentina, Chile y Perú presentan las percepciones más críticas. En el otro extremo Canadá, Ecuador y Panamá exhiben una realidad más favorable. En nuestro país, los contextos donde se plantean los principales desafíos son: el ámbito laboral, especialmente en cuestiones de salario y crecimiento profesional; y el ámbito personal, en lo relacionado con tiempo libre, logro de metas, satisfacción con su vida personal y salud.

 

 

 

 

Ver más: