Por orden del FMI, se desarmará la "bomba de tiempo" de las Lebac

Viernes, 8 Junio, 2018
Autor: 
Pablo Wende
Fuente: 
Infobae

El stock de Lebac de 1,2 billones, que genera la necesidad de pagar intereses millonarios al Banco Central, deberá ser reducido  drásticamente. Y las medidas para lograrlo serán implementadas casi en forma inmediata. Así lo dispuso el FMI, como parte de una serie de medidas para dotar al BCRA de más autonomía y mejorar su "hoja de balance".

El Tesoro será un jugador clave para llevar a cabo la ingeniería financiera necesaria para disminuir el stock de Lebac. Según lo resuelto, el Gobierno cancelará en forma gradual las letras intransferibles que había colocado al Central para financiarse a lo largo de la última década. Esos recursos que obtenga el Central serán utilizados para ir rescatando las Lebac, con lo cual el stock tendrá una drástica reducción, proceso que se llevará adelante en forma gradual hasta el 2021.

En el acuerdo figuran otros puntos relevantes sobre la política monetaria. El primero es que desapareció la meta de inflación para este año. En cambio, para el próximo se fija en 17% y bajaría al 13% en 2020 y a un dígito en 2021.

Por otra parte, el Central dejará en forma automática de financiar las necesidades del Tesoro. Se trata, según el Fondo, de una fuente de inflación que debe erradicarse. El Central tenía previsto girar este año $ 150.000 millones para financiar el rojo fiscal. El año que viene ese número desaparecerá.

La discusión sobre si las Lebac eran o no una "bomba de tiempo" parece haber quedado zanjada. El titular del Central, Federico Sturzenegger, sostenía que no era un tema relevante el aumento del stock, ya que la contrapartida es el aumento de las reservas. Pero las zozobras de la última licitación con un vencimiento millonario y las elevadas tasas de interés (40%) demostraron que la dinámica se estaba transformando en explosiva. El Fondo lo entendió así y ordenó que se fuera desarmando.

Los detalles de cómo funcionará el mercado de deuda y monetario serán transmitidos esta mañana por el ministro de Finanzas, Luis Caputo, en una reunión con los principales operadores del mercado local, antes de la apertura de la jornada financiera y bursátil.

Uno de los aspectos relevantes será que las Lebac sólo podrán estar en manos de los bancos. Serán las entidades financieras las únicas que podrán participar de las licitaciones mensuales a partir de julio. Esto significa que ni los inversores minoristas, ni los extranjeros podrán seguir comprar los títulos del Central.

El Tesoro emitirá deuda en pesos de corto y mediano plazo, que sí podrá ser adquirida por inversores tanto locales como extranjeros, tal como ya lo viene haciendo en los últimos meses. Las Lebac, en cambio, quedarán exclusivamente como títulos de "regulación monetaria", es decir, una herramienta del BCRA para definir cuánto dinero debe circular en el mercado.

Según se desprende del comunicado del acuerdo entre el FMI y la Argentina, El Tesoro deberá rescatar letras intransferibles colocadas al Central por USD 25.000 millones hasta el 2021. El equivalente a ese mismo monto se supone que será a su vez lo que se cancelará de Lebac, con lo cual el stock quedaría reducido a menos de la mitad de su nivel actual.

 

Ver más: