Licitación de Letes: fuertes incentivos del Gobierno para atraer ahorristas

Jueves, 5 Julio, 2018
Autor: 
Pablo Wende
Fuente: 
Infobae

El Tesoro se jugará hoy una carta fuerte para bajar la demanda de dólares, a través de la licitación de Letes a un año. Con esta emisión el Gobierno persigue dos objetivos simultáneos: financiarse todo lo que pueda en el mercado local y al mismo tiempo atraer pesos para evitar que vayan al dólar, es decir descomprimir la presión sobre el mercado cambiario.

Una serie de ventajas que tiene esta colocación generarían una importante demanda, aunque es difícil realizar un pronóstico sobre el monto, ya que también dependerá de la tasa de corte que defina el Ejecutivo.

Las Letras de Tesorería que se ofrecen hoy podrán suscribirse en dólares, en pesos y por primera vez también con Lebac. El detalle no menor es que la suscripción se hará según el precio del dólar mayorista que surge de la Comunicación "A" 3.500 que el BCRA informa diariamente. La cotización del 3 de julio, que es la que se debe tomar en cuenta, es de $27,94. Ese precio está casi un peso por debajo de la cotización en el mercado minorista (cerró ayer en alza a $28,78), pero incluso también a un nivel menor que el cierre mayorista ayer, a $28,07.

De esta forma, para aquellos que se quieran dolarizar puede resultar mucho más atractivo comprar Letes que directamente adquirir dólares. Así se busca descomprimir el mercado "spot", o sea el contado.

Las Letes dan la posibilidad de comprar divisas a un precio "preferencial", aunque diferido en el tiempo ya que se cobrarán dentro de un año. Claro que además, la Tesorería pagará una tasa de interés también atractiva para los que entren. El rendimiento, sin embargo, surgirá de las propias ofertas que se efectúen hoy. Según la curva de los bonos en dólares, es probable que se ubique en niveles cercanos al 5% anual.

El anuncio de la colocación de Letes, y la novedad de que podrían utilizarse también Lebac para suscribirlas, tuvo una buena recepción en el mercado y el Gobierno consiguió frenar la menos momentáneamente la presión sobre el dólar. Al mismo tiempo, también subió fuerte la tasa de las Lebac, junto con un aumento de tres puntos en los encajes. De esta forma, se procuró "secar" la plaza de pesos y bajar así la presión sobre el tipo de cambio.

La licitación también le permite al Gobierno demostrar que está en condiciones de financiarse en el mercado interno. Según señaló el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el año próximo será necesario financiar unos USD 8.000 millones. La totalidad saldrá del mercado local, es decir que el Gobierno no recurrirá a los mercados internacionales hasta 2020. Y la idea es tomar fondos de inversores locales, preferentemente en pesos.

Esta semana el tipo de cambio empezó a dar señales de estabilización, pero a costa de una tasa de interés muy alta y grandes esfuerzos del Central por absorber pesos vía encajes. La contracara es un mayor enfriamiento de la economía.

Pero para el Gobierno, la prioridad es que el dólar se tranquilice para no seguir contagiando al mercado accionario y a los bonos. De hecho, en estas últimas jornadas hubo un repunte de las acciones y el riesgo país cayó de los 600 puntos básicos. Se trata de señales favorables, que permiten vislumbrar la posibilidad de un punto de inflexión en un mercado que viene muy castigado.

 

Ver más: