Una familia tipo necesitó $18.833,55 en mayo para no caer debajo de la línea de la pobreza

Miércoles, 20 Junio, 2018
Fuente: 
Infobae
Según el Indec, la variación interanual de la Canasta Básica Total fue de 28,4%

Todavía acompañando el ritmo de inflación sin la influencia de la corrida cambiaria que se experimentó en mayo, una familia tipo necesitó al menos $18.833,55 para no caer debajo de la línea de la pobreza, y $7.473,63 para no ser indigente, según informó este martes el Indec.

El ingreso mínimo de la familia tipo, compuesta por dos adultos y dos niños, durante el mes pasado representa un salto de 3,2% respecto de abril. Esto representa un encarecimiento de la Canasta Básica Total (CBT) que viene en línea con la inflación, marginalmente por encima de los aumentos de precios que releva el Indec cada mes. Cuando se compara el costo con el año pasado, la canasta subió un 28,4%, cercano a la expectativa inflacionaria.

La expectativa es que los datos de junio y julio reflejen de forma más agresiva la transferencia a precios de bienes y servicios de la devaluación que se experimentó en las primeras semanas de mayo. Particularmente en lo que respecta a alimentos, con lo cual la línea de indigencia puede verse aún más afectada.

Es que el componente núcleo de la CBT es la canasta básica alimentaria (CBA), la cual determina el ingreso mínimo necesario para cubrir las necesidades "kilocalóricas y proteicas", y la misma registró un aumento mayor respecto del mes anterior. El salto de 4,8% respecto de abril plantea un marco de referencia bastante alto para la medición del próximo mes.

La CBA es la canasta de referencia que se usa para determinar la línea de indigencia. En términos anuales, el costo mínimo de la canasta reflejó un aumento de 24,9%. Es decir, en términos simples, la inflación anual para determinar el nivel de pobreza fue menor que la que determina el de indigencia.

 

Ver más: