Por el consenso fiscal, escalaron 35% los ingresos de las provincias

Lunes, 23 Abril, 2018
Fuente: 
Cronista Comercial
Hasta marzo, cayeron las transferencias discrecionales y las de capital. Subió el reparto de coparticipación. También creció la recaudación tributaria provincial

El primer trimestre de 2018 muestra que los ingresos de las provincias mejoraron tras la firma del consenso fiscal, lo que les deja mayor responsabilidad para contener el gasto público. 

Si bien cayeron 3,5% las transferencias corrientes que realiza el Tesoro y 16,9% las de obra pública en términos interanuales, los envíos de dinero por coparticipación más que compensaron esas partidas y los ingresos crecieron 34,9% en los primeros tres meses del año, según el IARAF.

Además, las provincias elevaron 35,9% la recaudación provincial, pese a los compromisos para bajar la presión tributaria, especialmente en Ingresos Brutos, explicó el Ieral, de la Fundación Mediterránea.

"Una de las grandes claves son las provincias", dijo María Castiglioni, directora de la consultora Castiglioni & Tiscornia en alusión a la baja del déficit fiscal. "Los números del primer trimestre, al hacer más transparente la coparticipación, va menos por afuera, están bajando las transferencias no automáticas. Ahora lo reciben más por ley y no tanto por algo discrecional. Este cambio en la distribución de los recursos es más sano, porque antes se daba por afinidad política y las provincias se la pasaban golpeando la puerta al gobierno nacional. Pero el Gobierno no cuenta ya con esa plata", explicó.

 

Según datos del IARAF, la coparticipación aumentó 44,6% interanual en el primer trimestre. Se trata de unos $ 66.756,7 millones adicionales, que incluyen el Fondo Federal Solidario (que se nutre de lo recaudado por las retenciones del complejo sojero), gracias a los nuevos parámetros del pacto fiscal, que destina el total recaudado de Ganancias a la masa coparticipable, el impuesto al Cheque a la ANSeS y prevé una compensación para asegurar el mismo esquema de distribución que en diciembre de 2017.

En tanto, las provincias recibieron $ 588,5 millones menos de transferencias corrientes, con una caída del 32,7% en Educación ($ 2873 millones) y 21,2% en Desarrollo Social ($ 187 millones), pero con un alza de 101,8% en las de Seguridad Social ($ 2042 millones) y 43,9% en Salud ($ 716,6 millones).

El gasto en obra pública también bajó para las provincias, ya que recibieron $ 2903,8 millones menos que el año pasado. Se notan las caídas en vivienda (45,5%, $ 4173 millones); transporte (23,4%, $ 587 millones) y agua potable (21,6%, $ 253 millones). En cambio, subieron las transferencias en los rubros de energía (394,7%; $ 2306 millones) y educación (82,7%, $ 1007 millones).

"Antes las provincias se quejaban porque no les alcanzaba la coparticipación ni las transferencias corrientes. Ahora no se las escucha porque la coparticipación es mucha plata", dijo Ariel Barraud, economista del IARAF. 

"Estamos viendo que en los primeros meses subió mucho la recaudación de la provincias. Muchas provincias están aprovechando el consenso para subir las alícuotas de Ingresos Brutos", agregó. 

Según datos del IERAL, en 18 de 24 jurisdicciones, la recaudación provincial total aumentó 35,9% superando la inflación en 7,8 puntos porcentuales.

Y a pesar de la implementación del consenso fiscal, subió la presión tributaria provincial de 5,1% del PBI en el primer trimestre de 2017 a 5,8% del PBI en el primero de este año, agregó. Sólo la provincia de Santa Fe y La Rioja redujeron su recaudación propia.

Respecto de Ingresos Brutos, sólo cinco provincias han mantenido las alícuotas sin aplicar subas, según lo previsto en el consenso: Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, San Juan y Santiago del Estero. El resultado es que la recaudación de este impuesto subió 35,7% en promedio (ponderado) y 7,6% real, según el IERAL.

La Fundación concluyó que los ingresos totales de las provincias (propios y transferencias) crecieron 35,3% interanual en el primer trimestre, un 7,9% real. Y excluyendo a la provincia de Buenos Aires, 33,4% y 6,4%, respectivamente.

"En un año en que comenzó a regir el Consenso Fiscal, y la nueva ley de responsabilidad fiscal, supone un importante desafío para el manejo fiscal en las provincias que, si cumplieran con el compromiso de que sus erogaciones corrientes suban como la inflación este año, deberán generar una mejora en la inversión pública en las provincias que venían con superávit, o en una reducción del déficit en aquellas que estaban desequilibradas el año pasado", indicó la Fundación. Y "una gran responsabilidad fiscal para aquellas provincias que este año subieron la presión tributaria, cuando en los subsiguientes deban bajarla".

Ver más: