A la calificadora Fitch no le convence el plan fiscal de Macri y mantiene la nota del país en "B"

Miércoles, 8 Noviembre, 2017
Fuente: 
Iprofesional
Si bien la agencia mejoró la perspectiva de la deuda argentina, prefirió no hacer cambio más allá porque "la consolidación fiscal aún no ha comenzado". Dice que el déficit total aumentará este año y espera más bajo del gasto para convencerse de las políticas de Cambiemos

La calificadora de riesgo Fitch Ratings decidió mantener la nota de la Argentina tal cual estaba previamente, pero mejoró la "perspectiva" de la deuda local.

Esto es, para los entendidos, el preambulo para una suba de la calificación más adelante. El guiño, en este caso parcial, de Fitch para el Gobierno de Mauricio Macri viene poco después de que Standard and Poor's (S&P), competidora en el negocio de las agencias de rating, elevara la nota del país. Fitch, en este caso mantuvo la misma en "B" mientras que S&P la tiene un escalón más arriba en "B+". 

Entre los argumentos que dio la agencia para hacer esta revisión de la deuda argentina, está el hecho de que el oficialismo se proclamó ganador en las elecciones legislativas y en las mejoras de la economía.

"La revisión de perspectiva a positiva refleja un mejor contexto para las políticas que podrían respaldar una perspectiva macroeconómica más sólida y estable, después de una década de desempeño débil y volátil", indicó Fitch en su informe.

"Las recientes elecciones de mitad de período han mejorado la confianza en la durabilidad del cambio de política en curso, lo que augura una buena inversión y la capacidad del soberano de mantener un acceso de financiamiento favorable. La acumulación de reservas internacionales y un tipo de cambio más flexible confieren una mayor flexibilidad política para gestionar los shocks", suman desde Fitch.

Según la agencia, las calificaciones "B" de Argentina reflejan debilidades que persisten a pesar de la mejora en las perspectivas de las políticas, incluida la alta inflación, un gran déficit fiscal y una fuerte dependencia soberana del financiamiento externo que lo hace vulnerable a los shocks.

"La consolidación fiscal aún no ha comenzado bajo la administración de Macri, ya que los recortes en los subsidios han sido más que compensados por los aumentos de las jubilaciones, la eliminación de los impuestos a las exportaciones y el cambio hacia un financiamiento basado en el mercado más costoso", dispara la agencia.

Fitch proyecta que el déficit primario del gobierno central disminuirá "algo" hasta el 4% del PBI en 2017 desde 4,3% en 2016, pero que el déficit total aumentará debido a la creciente factura de los intereses. A nivel de gobierno general (consolidando cifras federales y provinciales), Fitch proyecta que el déficit aumentará a 6,5% del PBI en 2017 desde 5,4% en 2016, muy por encima de la mediana que tienen los países calificados como "B" en torno al 4%.

"Estas debilidades se equilibran con una carga de deuda gubernamental moderada y unos indicadores de solvencia externos favorables. El alto ingreso per cápita y una economía grande y diversificada también son fortalezas crediticias, pero un registro de amortización débil sugiere que estos factores estructurales proporcionan solo un apoyo limitado al perfil crediticio", agrega Fitch.

Por otro parte, Fitch espera que el crecimiento de la economía llegue a 2,8% en 2017 al 3,4% en 2018, impulsado por la inversión, ya que la "consolidación fiscal y los esfuerzos para moderar los aumentos salariales podrían frenar un poco el consumo".

Ver más: