Fed mantiene las tasas y despide a su primera presidente mujer, entre elogios por haber devuelto la economía de EE.UU. a la "normalidad"

Miércoles, 31 Enero, 2018
Fuente: 
Iprofesional
Los analistas remarcan el legado de Janet Yellen, quien pudo impulsar la tercera mayor expansión económica de la principal potencia mundia. Además, pudo llevar el desempleo al nivel más bajo en 17 años y "salvar" al capitalismo tras la crisis de las hipotecas basura y el colapso de Lehman Brothers

La Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo las tasas de interés sin cambios el miércoles, pero dijo que preveía que la inflación aumentará este año, una señal de que sigue en camino a subir los costos de endeudamiento nuevamente en marzo, bajo el nuevo liderazgo de Jerome Powell.

La Fed dijo que espera que la economía se expanda a un ritmo moderado y que el mercado laboral se mantenga fuerte en 2018, tras mencionar que se mantuvieron sólidos el empleo, el gasto de los hogares y la inversión.

"Se espera que la inflación sobre una base de 12 meses aumente este año y se estabilice" en torno al objetivo del 2 por ciento, dijo la Fed en un comunicado luego de una reunión de política monetaria de dos días, la última bajo la presidencia de Janet Yellen.

La Fed dijo el miércoles que su comité eligió unánimemente a Powell para suceder a Yellen, a partir del 3 de febrero. Powell, un gobernador de la Fed que trabajó estrechamente con Yellen en los últimos años, fue postulado por el presidente Donald Trump y confirmado por el Senado.

Se despide Yellen, entre elogios
Dice el refrán que detrás de un hombre exitoso hay una mujer inteligente. Y en esto de estar al frente del Banco Central más importante del mundo, la presidenta saliente, Janet Yellen, no es una excepción.

Si su antecesor, Ben Bernanke, logró salvar al capitalismo moderno de su extinción tras la crisis provocada por las hipotecas basura y el colapso de Lehman Brothers, esta veterana economista de la Universidad de Berkeley, ha sido la encargada de cimentar y reconstruir la ruta hacia la normalización monetaria y blindar la reputación de su predecesor.

Sin Yellen, la herencia de Bernanke no hubiera sido la misma y, sin ella, el nuevo titular de la Fed, Jerome Powell, enfrentaría un trabajo mucho más complicado a partir de febrero.

A lo largo de su mandato la ahora presidenta saliente exhibió una enorme dosis de cautela que le permitió superar holgadamente los desafíos de la política monetaria de su antecesor, que en definitiva le permitió cimentar las bases de la tercera mayor expansión económica de la historia de su país.

Entonces, si bien Ben Bernanke es recordado por salvar al mundo de una segunda Gran Depresión, la expresidenta de la Fed pasará a la historia como la "paloma" que logró recuperar la normalidad.

"Ha sido capaz de liderar el banco central evitando todo tipo de interrupciones financieras importantes al mismo tiempo que ha revertido la política monetaria no convencional. Creo que es todo un logro", reconoce Donald Kohn, miembro de la Brookings Institution y vicegobernador de la Fed entre 2006 y 2010.

La propia funcionaria reconoció en su última conferencia de prensa de diciembre sentirse "muy positiva" por lo que ha logrado y reiteró su "tremenda lealtad por la institución".

"A pesar de la fuerte presión, Yellen ha sabido mantenerse centrada en impulsar el crecimiento económico y mejorar el mercado laboral", insiste Josh Bivens, experto del Instituto de Política Económica, un thinktank con sede en Washington.

En cuanto a las tareas pendientes, le quedó la de conseguir que los índices de precios alcancen la meta del 2%. Pero la funcionaria también ha reconocido que quizás se podría estar asistiendo a un "new normal", en el que los precios no alcanzarán este nivel.

En cuanto al mercado laboral, la era de Yellen será recordada como una de los más exitosas en la materia, al lograr una tasa de desempleo del 4,1%, la más baja desde el año 2000.

"Nos ha devuelto al pleno empleo de una manera muy elegante", considera Mark Zandi, economista jefe de Moody's Analytics, refiriéndose al panorama actual del que disfruta el país.

"Yellen podrá estar orgullosa de su legado", atestigua James Knightley, economista jefe internacional de ING.

"La economía de EE.UU. crece a un ritmo cercano al 3%, la inflación busca su objetivo del 2%, el desempleo está en su nivel más bajo en 17 años y la Fed acumula cinco subas de tasas además de reducir su masivo balance", enumera.

Además, señala que el sistema financiero también es más fuerte y los mercados se acomodan en niveles récord. "Esto va a ser difícil de superar por Jerome Powell", sentencia.

Ver más: