Estados Unidos y Argentina analizaron sanciones contra el régimen de Maduro sin dañar al pueblo venezolano

Lunes, 5 Febrero, 2018
Fuente: 
Infobae
Lo informaron el secretario de Estado Tillerson y el canciller Faurie en una conferencia de prensa conjunta. Evalúan sanciones económicas contra el régimen chavista

La Argentina y Estados Unidos instaron hoy al régimen de Nicolás Maduro a restablecer el orden institucional en Venezuela y analizaron diferentes medidas para acorralar económicamente al líder chavista sin afectar al pueblo venezolano, que padece una grave crisis humanitaria en estos momentos.

Así lo acodaron hoy en el Palacio San Martín de Buenos Aires, sede de la Cancillería argentina, el secretario de Estado norteamericano Rex Tillerson y el canciller argentino Jorge Faurie durante un asado que compartieron junto a buena parte del gabinete nacional antes de la reunión que el funcionario de Donald Trump mantendrá mañana en olivos con el presidente Mauricio Macri.

"Vemos a la Argentina y al gobierno de Macri como un paladín de la democracia en la región y es por ello que analizamos mecanismos conjuntos para exigir que Venezuela cumpla con la carta democrática de la OEA ya que los venezolanos merecen otro gobierno que respete las libertades individuales", dijo Tillerson al término de la reunión y añadió que "No hacer nada es dejar que el pueblo venezolano siga sufriendo". A su lado asentía Faurie, quien compartió con el secretario de Estado de Trump la "necesidad de que en Venezuela se respeten las libertades y los derechos humanos".

Si bien tanto Tillerson como Faurie coincidieron en seguir presionando al régimen de Maduro mediante sanciones económicas, advirtieron que "siempre hay que pensar en el impacto que esas medidas puedan tener en el pueblo venezolano".

En este sentido, el funcionario norteamericano abogó por imponer sanciones a Venezuela y evaluar la posibilidad de prohibir la compra de petroleo o insumos derivados "considerando que nuestro desacuerdo es con el gobierno de Venezuela y no con su pueblo". Tillerson expresó así que "hay que tener cuidado de no afectar al pueblo venezolano" con algunas medidas de sanciones económicas que puedan tomar tanto Estados Unidos como los países de la región.

El canciller argentino dijo que durante la reunión con el enviado de Trump se abordaron todas las instancias para presionar a Maduro en el restablecimiento de la democracia en Venezuela. "Estamos haciendo un monitoreo preciso de cómo se pueden tomar medidas para evitar el financiamiento directo o indirecto del gobierno de Venezuela", dijo Faurie.

A la vez, ambos cancilleres coincidieron en que no habrá un pedido formal de Estados Unidos y la Argentina para que en la cumbre de las Américas que se desarrollará próximamente en Perú sea excluida Venezuela. "Esa es una decisión del país anfitrión", coincidieron tanto Tillerson como Faurie.

El secretario de Estado norteamericano almorzó en el Palacio San Martín con Faurie y con los ministros Patricia Bullrich (Seguridad), Francisco Cabrera (Producción), Nicolás Dujovne (Hacienda), Oscar Aguad (Defensa), Luis Miguel Etchevhere (Agroindustria), Juan José Aranguren (Energía) y, entre un asado acompañado con un malbec argentino, Tillerson lanzó nuevos elogios a la administración de Macri.

"Nuestros países tienen cada vez más una relación sólida y vemos en Macri a un paladín de la democracia en la región que lidera el futuro de su país con importantes reformas", dijo Tillerson en la rueda de prensa posterior al almuerzo en la Cancillería. El secretario de Estado y el gabinete argentino coincidieron en la necesidad de trabajar en forma conjunta para combatir el narcotráfico y el terrorismo en la región.

"Hay una preocupación mutua de la presencia de grupos del narcotráfico que financian al terrorismo internacional", dijo Tillerson mientras que también Faurie se mostró dispuesto a trabajar desde la defensa y la seguridad en el control de grupos narcotraficantes y el terrorismo ya que, destacó, "la región es una región de paz que quiere seguir siéndola".

En estas muestras de coincidencias y buena sintonía, tanto Tillerson y su delegación como Faurie con los ministros presentes abordaron un tema espinoso de las relaciones bilaterales como es la prohibición de Estados Unidos de importar biodiesel argentino. Sobre este punto, hubo acuerdos en seguir trabajando en forma conjunta para dar con una resolución al tema sin tener que llegar a una instancia de litigio ante la OMC. "Es un tema de inquietud que la Argentina quiere resolver pero vemos que hay buena predisposición y buen diálogo de Estados Unidos para llegar a un acuerdo que permita resolver el problema", dijo Faurie.

Tillerson se reunirá esta tarde con los embajadores norteamericanos de la región para analizar el tema Venezuela y mañana se verá en la residencia de Olivos por la mañana con Macri.

 

Ver más: