El Reino Unido podría pagar a la Unión Europea hasta 55 mil millones de euros por el "Brexit"

Miércoles, 29 Noviembre, 2017
Fuente: 
Infobae
Según el diario Financial Times, el gobierno de Theresa May está dispuesto a aceptar la responsabilidad del pago de obligaciones por valor de 100.000 millones de euros a la UE, si bien los pagos netos de esa deuda, repartidos en diversas décadas, podrían suponer en realidad menos de la mitad de esa cantidad

Los negociadores de Londres y Bruselas han llegado a un acuerdo de principios sobre la factura que debe abonar el Reino Unido al salir de la Unión Europea (UE), según reveló este martes el diario The Telegraph.

El rotativo asegura, a partir de fuentes anónimas de ambos equipos negociadores, que la primera ministra británica, Theresa May, acepta abonar entre 40.000 y 49.000 millones de libras (de 45.000 millones a 55.000 millones de euros) al bloque comunitario.

La cifra final quedará abierta de forma deliberada a la interpretación y dependerá de la metodología que se utilice para calcularla.

Según el diario Financial Times, el Reino Unido está dispuesto a aceptar la responsabilidad del pago de obligaciones por valor de 100.000 millones de euros a la UE, si bien los pagos netos de esa deuda, repartidos en diversas décadas, podrían suponer en realidad menos de la mitad de esa cantidad.

May espera que Bruselas dé luz verde en la cumbre del 14 y 15 de diciembre próximos a la segunda fase del diálogo sobre el "brexit", en la que se abordará la futura relación comercial entre ambos lados del Canal de la Mancha.

Los 27 socios comunitarios restantes mantienen que no se dará ese paso hasta que haya "avances suficientes" en tres cuestiones clave del divorcio: la factura de salida, los derechos de los ciudadanos y el estatus de la frontera entre la República de Irlanda y la región británica de Irlanda del Norte.

Un portavoz del Ministerio británico para la salida de la UE afirmó el martes que "el diálogo intensivo entre el Reino Unido y la Comisión Europea continúa teniendo lugar en Bruselas esta semana" y esperan "llegar a un acuerdo".

En los últimos días, el futuro estatus de la frontera irlandesa se ha vuelto a presentar como un escollo de cara a pasar a la siguiente fase de las negociaciones.

El comisario europeo para Agricultura y Desarrollo Rural, el irlandés Phil Hogan, advirtió esta semana de que Dublín presionará para vetar ese avance si Londres no ofrece garantías de que no se establecerán controles fronterizos tras el "brexit".
 a aceptar la responsabilidad del pago de obligaciones por valor de 100.000 millones de euros a la UE, si bien los pagos netos de esa deuda, repartidos en diversas décadas, podrían suponer en realidad menos de la mitad de esa cantidad

El gobierno del Reino Unido redujo este miércoles su perspectiva de crecimiento para los próximos cuatro años y anunció que separará 3.000 millones de libras (unos 4.000 millones de dólares) para afrontar las consecuencias de la salida de la Unión Europea (UE), conocida como Brexit.

"Hemos invertido ya cerca de 700 millones de libras para los preparativos del Brexit, y hoy pongo de lado, para los dos próximos años, 3.000 millones suplementarios", dijo el ministro de Finanzas Philip Hammond en la presentación de los presupuestos en el Parlamento británico, en la que rebajó el crecimiento para 2017 de 2% a 1,5%, así como el de los años siguientes hasta 2021.

Gran Bretaña está negociando con el resto de sus socios europeos la salida de la UE tras el referéndum celebrado en junio de 2016 y que debería materializarse en marzo de 2019.

Citando estimaciones de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR), Hammond señaló que el crecimiento económico en 2018 será de 1,4% en vez del 1,6% previsto en marzo.

 

En 2019 y 2020, el crecimiento será de 1,3%,  en lugar de 1,7% y 1,9% respectivamente, y en 2021, será de 1,5% y no del 1,9% esperado.

Esta desaceleración de la economía refleja la incertidumbre que vive el país a la espera de ver qué ocurre a la salida de la UE. Las empresas han extremado la cautela antes de invertir, pendientes de si podrán seguir comerciando con la UE, y las familias han perdido poder adquisitivo desde el referéndum de junio de 2016, debido a que la devaluación de la libra ha encarecido las importaciones.

Jeremy Corbyn, líder laborista de la oposición, criticó el dinero gastado en el Brexit y un presupuesto que, a su juicio, prolonga la austeridad (Reuters)

"La miseria en la que están inmersos muchos continuará", respondió el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, criticando que el presupuesto no contemple el aumento de salarios de enfermeras y funcionarios en general, como reclamaban, y que prolongue, a su juicio, la austeridad.

Los anuncios del ministro de Finanzas hicieron caer más la divisa británica e irritaron a la oposición, aunque la moneda luego tuvo un leve rebote.

"La libra ha caído en los últimos minutos tras las revisiones a la baja de las proyecciones de crecimiento económico, unidas a  rebajas previas de las previsiones de inversiones empresariales y de la productividad ", explicó David Cheetham, analista de mercados de XTB.

Todo ello "muestra las claras dificultades que se le presentan a la economía británica", sentenció Cheetham.

El diputado laborista Mike Gapes tuiteó: "Así que otros 3.000 millones de lado para el derroche innecesario de las preparaciones del Brexit".

"Dinero que podía haberse gastado en nuestras escuelas y en la sanidad pública. Nos prometieron miles de millones si abandonábamos la UE. La realidad es la opuesta", sentenció Gape.