Economistas advierten que 2015 será "muy complicado" y ven necesario un ajuste fiscal

Jueves, 2 Octubre, 2014
Fuente: 
Cronista Comercial
Durante la conferencia de FIEL, los analistas coincidieron en que la causa de la inflación es el déficit fiscal y aseguraron que la corrección que se debe hacer "no es menor"

Con caída del nivel de actividad, alta inflación, un gasto equivalente al 40% del PBI y una fuerte restricción de divisas, economistas advirtieron ayer que el próximo gobierno deberá realizar un importante ajuste fiscal y no dudaron en pronosticar un 2015 "muy complicado" en materia económica.

Durante la 50º Conferencia Anual de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (Fiel) realizada ayer, el economista Sebastián Galiani que dicta clases en la Universidad de Maryland aseguró que "está claro que hay que hacer un ajuste fiscal en la Argentina pero es muy complejo. Hay que bajar el gasto público que hoy equivale al 40% del PBI".

En ese sentido, advirtió que un Estado "insolvente" como el argentino es depredatorio con tendencia a la expropiación y generador de crisis económicas. En esa línea, se pronunció el ex ministro de Economía Ricardo López Murphy, quien declaró que en los últimos años el gasto público tuvo un crecimiento "elefantiásico" y alertó que "no es menor la corrección que hay que hacer". Además, el economista recalcó que el país suspendió el pago a proveedores en el exterior, lo que pone a la Argentina en la misma situación que Venezuela.

Durante la conferencia no hubo pronósticos optimistas de parte de los economistas, que disertaron entre los que figuraron además de los mencionados, Juan Luis Bour, Daniel Artana, Fernando Navajas, de FIEL, pero también Juan Carlos de Pablo, Sebastian Edwards de la Universidad de California y Rogelio Frigerio del Banco Ciudad entre otros.

"Hay una situación muy mala micro y macroeconómica y cierto optimismo porque se espera que el próximo Gobierno sea mejor", apuntó Galiani.

Además, el economista manifestó que como herencia los gobiernos kirchneristas dejarán un déficit fiscal en torno al 6% del PBI, precios relativos distorsionados que afectan la inversión, restricciones al comercio, déficit energético, falta de inversión en infraestructura, una recesión pronunciada, pobreza y desempleo alto.

Por otro lado, Frigerio destacó que el contexto externo ya no ayudará aunque destacó que los países vecinos no cuentan con los mismos conflictos porque "el gobierno argentino autogenera los problemas por mala praxis". En esta línea López Murphy advirtió: "Por desequilibrios internos y shock externo, la caída potencial del nivel de actividad es muy seria, en torno al 5% o 6% para el año próximo", puntualizó.