YPF quiere cobrar distintos precios de naftas según la zona y la demanda

Lunes, 15 Enero, 2018
Fuente: 
Infobae
La petrolera estatal evalúa cambios en el esquema de comercialización. No informará más sus modificaciones de precios

El Ministerio de Energía dispuso desde octubre del año pasado la liberación de los precios de los combustibles después de 16 años, una medida que modificó por completo el mercado local.

Por ese motivo, los directivos de YPF avanzan en un cambio en su esquema de comercialización, por el cual los precios al público de sus productos podrán variar según la zona de venta, la demanda, la disponibilidad de los productos e, incluso, el horario. Además, la petrolera dejará de comunicar las modificaciones de los precios.

De esta forma, la petrolera estatal, que controla un 55% del mercado minorista, apelará a una modalidad similar a la de sus competidoras privadas, también habilitadas para modificar el precio de venta de sus combustibles para el consumo del mercado automotor.

Desde YPF indicaron a Infobae que "no está definido a partir de cuándo se producirá el cambio de estrategia, pero éste tiene que ver con los cambios que se produjeron en el mercado en general, que desde octubre tiene otras reglas".

Una fuente del sector con conocimiento de la estrategia comercial de la petrolera explicó que "en muchos casos la de YPF es la única estación de servicio en un pueblo y a varios kilómetros a la redonda, no se puede mantener la misma estrategia de comercialización que en una ciudad donde hay más competencia, con estaciones de distintas marcas a pocas cuadras de distancia".

En septiembre pasado, el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, les comunicó a todos los actores del mercado de hidrocarburos que en función de la dinámica de las cotizaciones externas, decidió liberar el precio de los combustibles a partir de octubre.

La cartera de Energía ya había anticipado que el Acuerdo para la Transición a Precios Internacionales de la Industria Hidrocarburífera iba a concluir a más tardar el 31 de diciembre de 2017, pero la evolución de las cotizaciones del barril de crudo permitieron anticipar la liberación del mercado, siempre "mediante un sendero de convergencia que permitiera preservar las fuentes de trabajo y los ingresos de las provincias productoras de petróleo", según consignó el ministerio que conduce Aranguren.

Una fuente del sector refirió que durante el gobierno anterior "en algún momento los precios estuvieron congelados. También hubo un período en el que el Gobierno obligaba a retrotraer precios bajo amenaza de la Ley de Abastecimiento. Luego, cuando se acentuó un proceso devaluatorio, hubo conflicto porque YPF corría detrás de las petroleras privadas para aplicar aumentos, cuando Juan José Aranguren era presidente de Shell Argentina".

Con la presidencia de Macri "se instó a una lógica de acuerdo, por el que las petroleras consensuaban con el Gobierno los precios, en base a los costos, el precio del barril y el dólar. El año pasado hubo acuerdo sectorial de revisar periódicamente el precio, a la espera de una liberación en el precio del barril, que se produjo a fines del año pasado. Al encarecerse el crudo ya tuvo un efecto directo en los precios internos".

El acuerdo vigente hasta octubre estableció que si el precio promedio internacional del barril de petróleo crudo Brent superaba durante más de 10 días consecutivos el valor de referencia de USD 54, previsto para el petróleo crudo local tipo Medanito, entonces quedaría suspendido el compromiso con las petroleras.

Cuando el petróleo en el mundo se comercializaba debajo de ese precio, el Gobierno decidió establecer valores de referencia en el mercado interno, para garantizar la rentabilidad y las inversiones, debido al déficit energético que había convertido a la Argentina en un importador neto. Por eso, y a diferencia del resto del mundo, los consumidores locales nunca vieron reflejada en los surtidores la caída de los precios del crudo.

Desde el pasado 6 de septiembre, el barril de crudo Brent del Mar del Norte superó los USD 54 por barril, piso de cotización que no volvió a perforar desde entonces. Hoy se negocia por encima de USD 68, valor que el Gobierno considera rentable para la explotación y comercialización en el ámbito nacional.

CÓMO SE COMPONE EL PRECIO DE LAS NAFTAS

Desde YPF indicaron que "los precios internos de los combustibles básicamente están fijados por los costos, en los que incide la inflación y el valor del dólar y el precio internacional del barril". Además indicaron que el Gobierno dispuso una "reducción en las cargas tributarias, a excepción del gravamen por emisiones de Carbono".

La reforma tributaria aprobada en diciembre determina que el Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC), que significa un 26% sobre el precio de venta, pasará a ser variable y no un cargo fijo, para amortiguar las subas de los precios al público cuando se encarece el petróleo.

En menor medida, explicaron desde YPF, "incide el precio del biocombustible", pues las mezclas de combustibles fósiles en el país deben incorporar un 10% de biodiesel en la mezcla con el gasoil y un mínimo de 12% de bioetanol en el corte con la nafta de uso automotor.

 

Ver más: