El agujero negro del tenis argentino, todo un problema para el nuevo presidente de la AAT

Lunes, 23 Abril, 2018
Fuente: 
La Nación
Es un agujero negro, un problema financiero de grandes proporciones. Un asunto incómodo y de compleja solución con el que tendrán que lidiar José Luis Clerc o Agustín Calleri , no importa quién gane la batalla por la presidencia de la Asociación Argentina de Tenis (AAT).

Las elecciones son la semana próxima, estación final tras una campaña dura y tenaz, pero apenas se siente en el sillón de jefe del tenis argentino el nuevo presidente deberá comenzar a pensar qué hacer con el dossier Tecnópolis, una historia que se remonta a 2015 y no aparenta tener solución. La Argentina jugó en julio de ese año una serie de Copa Davis con Serbia en Tecnópolis, elegida sede gracias a un acuerdo entre la AAT y el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Ese convenio otorgaba 7,5 millones de pesos al ente rector del tenis argentino por organizar la serie de marzo de 2015 con Brasil y otro tanto para los cuartos de final ante Serbia. La cifra, que por entonces equivalía a unos 800.000 dólares, se cobró en el primer caso, pero el segundo pago, el de la serie ante Serbia, nunca llegó. El tema fue tratado por la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Jefatura de Gabinete de Ministros en un documento datado el 30 de octubre de 2017 y al que tuvo acceso la nacion: "El convenio en análisis no tiene de por sí efecto alguno para la administración nacional, resultando improcedente cualquier reclamo que se le pueda formular en virtud del mismo". Dicho en lenguaje más llano: que la AAT se olvide de cobrar los 7,5 millones de pesos por la serie ante Brasil en Tecnópolis.

¿Es grave esto? Sí, porque la AAT presidida por Armando Cervone viene incluyendo los 7,5 millones en sus balances año tras año. El argumento de la dirigencia de la actual conducción, que incluye a Diego Gutiérrez y Daniel Fidalgo, candidatos en la lista de Clerc, es que la AAT no puede renunciar a ese crédito, a esa cifra de siete millones y medio, en tanto y en cuanto no haya una decisión en firme. Formalmente correcto, la realidad hace flaquear ese argumento. Por un lado, está el máximo responsable de la administración general del Estado (porque eso es el jefe de Gabinete, según la Constitución Nacional) diciendo que a la AAT no se le debe nada. Por el otro, la Oficina Anticorrupción (OA), dirigida por Laura Alonso, que recomienda enfáticamente no pagar, al tiempo que presenta una denuncia penal. A esto se suma el dato de que Hernán Lombardi, responsable del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, también se pliega a lo sugerido por las asesorías legales de la estructura del Estado. "Hay una objeción de los organismos de control y hasta que no se expidan esos organismos no podemos hacer nada", dijo Lombardi a la nacion. Y la Secretaría de Deportes, por entonces en manos de Carlos Espínola y hoy con Carlos MacAllister al frente, no quiere saber nada con el tema. Su argumento es que delegó en la AAT las organizaciones de ambas series.

No extraña entonces que las gestiones de Cervone ante el Gobierno no surtieran efecto. El Estado cuida sus arcas y eso pone en situación compleja a las del tenis argentino.

¿Cómo se llegó a que Tecnópolis se convirtiera en un problema tan grande para el tenis argentino? Todo está explicado al detalle en el informe del 19 de diciembre de 2016 elaborado por la Oficina Anticorrupción. Allí se habla de facturas con descripciones excesivamente genéricas de los servicios prestados y de otras en las que es "prácticamente imposible saber en qué se aplicaron los fondos y si el precio pagado era acorde a lo que manejaba el mercado en ese entonces". Hay también facturas de la serie ante Brasil mezcladas con la rendición de la serie ante Serbia, rendiciones extraviadas y modificadas, lo que lleva a la OA a plantear una "hipótesis de fraude" y de "perjuicio al erario". Las facturas antedatadas y posdatadas completan un cóctel que, para los autores del informe, refleja un convenio en el que el Estado "en definitiva terminaba ayudando financieramente a la Asociación Argentina de Tenis". "Pareciera -añade el informe- que la verdadera naturaleza del convenio fue efectuar erogaciones a favor de los intereses de los realizadores de eventos deportivos".

El informe involucra directamente a Javier Grosman, por entonces titular de la Unidad del Bicentenario, y al que el juez Claudio Bonadio tiene procesado. Grosman, definido hoy por sectores del gobierno como "el imperio del mal", es señalado en el extenso texto como responsable de controlar las rendiciones de gastos, algo que "no hizo". Así, la conclusión de los abogados que estudiaron el caso es que el perjuicio que se le provocó al Estado está tipificado en el Código Penal como "administración fraudulenta".

El dossier Tecnópolis viene rebotando, cual ficha de flipper, entre las paredes de diversos organismos del Estado. Va y viene, va y viene. Dos meses atrás, la Coordinación de Asuntos Legales de la Jefatura de Gabinete volvió a analizar el tema y llegó a la conclusión de que debe intervenir la Secretaría General de la Presidencia. Fernando De Andreis, que trabaja todos los días junto al despacho del presidente de la Nación, tiene otra vez la palabra. Ya puede ir agendándolo: en breve pasarán a visitarlo Agustín Calleri o José Luis Clerc.

Los planes de Clerc y Calleri para solucionar Tecnópolis

Candidato del oficialismo, Clerc confía en una solución: "El 4 de mayo me pongo a trabajar en este tema para arribar al mejor acuerdo, que será en beneficio del tenis argentino. Las excelentes relaciones nos garantizan arribar a destinos muy favorables en el corto plazo para nuestro querido deporte"

Calleri, candidato de la oposición, cree que se llegó "a esta situación por el desmanejo, falta de rigor y de transparencia que caracterizó la gestión de Cervone y de los candidatos a vice de la lista de Clerc, Fidalgo y Gutiérrez". Y añade: "Se llaman 'nueva AAT' pero son los mismos, Clerc no tiene nada de nuevo. Deberé enfrentar un escenario complejo en lo económico por causa del erosionado legado que dejarán".

Ver más: