Dormir profundo y soñar: ¿la respuesta a múltiples problemas de salud?

Domingo, 5 Noviembre, 2017
Fuente: 
Infobae
Algunos expertos creen que la falta de sueño en la fase REM provoca muchos de los problemas de salud comunes en la actualidad. Cómo lograr un mejor descanso

Muchos médicos han advertido durante años que el ritmo de la vida en la actualidad atenta con el buen descanso y no garantiza que las personas cumplan las horas de sueño recomendadas por noche, con consecuencias para la salud que van desde conducir somnoliento y tener irritabilidad hasta un mayor riesgo de demencia, enfermedad cardíaca y muerte prematura.

Ahora, un estudio reciente sugiere que un tipo particular de sueño puede ser especialmente importante cuando se trata de entender cómo el cerebro responde a situaciones estresantes.

La investigación, publicada en la revista científica Journal of Neuroscience, descubrió que las personas que pasaban más tiempo en el sueño de movimiento ocular rápido (MOR o REM, por sus siglas en inglés) -concretamente la fase en la que ocurren los sueños- tenían menos actividad cerebral relacionada con el miedo cuando recibieron descargas eléctricas leves al siguiente día. Los hallazgos sugieren que tal vez obtener suficiente sueño REM antes de experiencias angustiosas puede hacer que una persona sea menos propensa a desarrollar trastorno de estrés postraumático (TEPT), plantean los autores.

Además este análisis no es el primero en sugerir que el sueño REM ofrece beneficios únicos. Algunos expertos incluso creen que en realidad es la falta de sueño REM y la falta de sueños lo que produce consecuencias negativas para la salud, en lugar de solamente la falta de sueño.

¿Qué sucede durante el sueño REM?

El sueño involucra cinco fases distintas, por las que el cerebro y el cuerpo pasan varias veces durante la noche. Las primeras cuatro fases implican una transición del sueño superficial al profundo: se empieza a perder conciencia de los alrededores, baja la temperatura corporal, se regula la respiración y el ritmo cardíaco, se combinan ondas cerebrales lentas y rápidas, se relajan los músculos y baja la presión sanguínea.

Estas etapas de sueño tienden a ser relativamente cortas durante los primeros dos tercios de la noche, ya que el cuerpo prioriza el sueño más profundo y de onda lenta. En la la quinta fase -el sueño REM-  implica una mayor actividad cerebral y sueños vívidos.

Debido a que los períodos más largos de sueño REM solo ocurren durante las horas finales de sueño (temprano en la mañana, para la mayoría de las personas), estos pueden cortarse cuando no se alcanzan las siete u ocho horas recomendadas, según el psicólogo Rubin Naiman , especialista en sueño del Centro de Medicina Integrativa de la Universidad de Arizona, Estados Unidos, y autor de una revisión reciente sobre los sueños publicada en la Academia de Ciencias de la Universidad de Nueva York.

Durante el sueño REM hay más actividad en las regiones de la memoria visual, motora, emocional y autobiográfica del cerebro según explicó a TIME, Matthew Walker, profesor de psicología en la Universidad de California, Berkeley y autor del libro Why We Sleep. Pero también hay una actividad disminuida en otras regiones, como la involucrada en el pensamiento racional, de ahí que se produzcan sueños extremadamente lúcidos, pero a menudo sin sentido.

¿Cuáles son los beneficios para la salud del sueño REM?

Varios estudios en los últimos años han sugerido que el sueño REM puede afectar la precisión con que las personas leen las emociones y procesan estímulos externos. La investigación de Walker, por ejemplo, demostró que las personas que alcanzaron la quinta fase durante una siesta eran más capaces de juzgar las expresiones faciales después que aquellas que habían dormido sin alcanzar REM.

Walker y sus colegas también descubrieron que las personas que veían imágenes emocionantes antes de dormir bien por la noche tenían menos probabilidades de tener reacciones fuertes a las mismas imágenes al día siguiente, en comparación con aquellos que no durmieron bien. "Pienso en soñar como terapia nocturna", señaló Walker. "Proporciona un bálsamo calmante nocturno que pule nuestras experiencias emocionales para que nos sintamos mejor el día siguiente".

Sumado a los resultados de esta investigación, el estudio más reciente de un grupo de investigadores de la Universidad de Rutgers, Estados Unidos, sugiere que la calidad del sueño de una persona antes de un evento traumático puede desempeñar un papel importante en la reacción a una situación aterradora. "Cuanto más REM se experimente, más débil es el efecto relacionado con el miedo", escribieron los autores en su artículo.

Sin embargo, no están seguros de por qué sucede esto. La parte del cerebro que secreta el neurotransmisor norepinefrina durante la vigilia y el sueño no REM toma un descanso durante el sueño REM. "La norepinefrina está asociada con el estrés y afecta el grado en que la amígdala, el centro de miedo del cerebro, es sensible a los estímulos", indicó Itamar Lerner, coautor del nuevo estudio e investigador postdoctoral del sueño de la Universidad de Rutgers.

Una teoría, conocida como la hipótesis de calibración REM, sostiene que la norepinefrina se acumula durante el día y puede restablecerse a niveles normales durante el sueño REM. "Cuando eso sucede, creemos que la amígdala puede volverse menos sensible a los estímulos y menos propensa a reaccionar de forma exagerada ante algo que realmente no debería ser de temer", dijo Lerner.

En su más reciente estudio, Naiman escribió que los sueños tienen efectos sobre la memoria y el estado de ánimo, y cita investigaciones que relacionan el sueño REM de mala calidad con afecciones como la enfermedad de Alzheimer y la depresión, aunque se trata solamente de asociaciones.

Walker dice que aunque el sueño REM tiene beneficios, no es la única etapa que importa: "El sueño REM puede tener su propia función, pero la mayoría de la investigación todavía se centra en los beneficios reconstituyentes y muy importantes de las otras fases".

Cómo lograr más sueño REM

"Si te levantás todas las mañanas con recuerdos vívidos de los sueños de la noche anterior, es probable que tengas al menos un sueño REM de calidad decente", señaló Walker. Pero además de ese indicador, no existe un método sencillo de controlar los niveles de sueño REM específicamente.

"Para la mayoría de las personas, el sueño REM representa entre el 20 y el 25% del tiempo que pasan durmiendo", explicó la coautora y asistente de investigación de Lerner, Shira Lupkin. "Así que por ahora, la mejor manera en que podemos recomendar obtener más sueño REM es simplemente dormir más en general".

Sin embargo, hay algunos obstáculos en los patrones normales de sueño que pueden ser prevenidos con antelación. Una de ellas es la apnea obstructiva del sueño, una condición que interfiere con la respiración nocturna y hace que las personas se despierten muchas veces durante la noche.

Otros factores como el consumo de drogas en general (incluyendo alcohol y nicotina), el uso de luz artificial por la noche y la dependencia de los despertadores, también interfieren con el sueño REM. "Despertar rutinariamente con una alarma hace que se corten repetidamente las terminaciones de los períodos REM", explicó Naiman. "Imagine ser sacado abruptamente de un cine cada vez que una película se acerca al final".

Para un mejor sueño en general es recomendable dormir en una habitación fresca y oscura e ir a la cama aproximadamente a la misma hora todas las noches.

 

Ver más: