Qué hay detrás del auge del bitcoin

Miércoles, 13 Diciembre, 2017
Fuente: 
Clarín
Oro digital. La nueva fiebre de los tulipanes. Una moneda virtual. Como sea que lo llame, el bitcoin está en una racha extraordinaria: el 27 de noviembre, en algunos mercados el precio de un solo bitcoin sobrepasó por primera vez los 10 mil dólares —menos de dos meses después de que superara los 5 mil dólares.

El precio del bitcoin fue impulsado por compradores que creen haber hallado una inversión que podría con el tiempo competir con el oro como un lugar para almacenar dinero fuera del control de compañías y gobiernos. Las operaciones han despegado en Corea del Sur y Japón. Seúl ahora tiene locales donde personas no versadas en tecnología pueden comprar y vender bitcoins.

El precio estratosférico ha generado escépticos, desde Jamie Dimon, director general de JPMorgan Chase, hasta el magnate de negocios Warren E. Buffett, que en diversas ocasiones lo han llamado un fraude, una burbuja y una pirámide.

Hasta cierto grado, el aumento desenfrenado en el precio es prueba de lo anterior, sugiriendo que ésta es una inversión vinculada a pocos fundamentos del mundo real. Pero cada vez que los escépticos han levantado su voz, los inversores los han desafiado y han comprado más bitcoins a precios más altos.

Los que creen en el bitcoin argumentan que estamos viendo la formación de un nuevo tipo de activo que podría unirse a las acciones, los bonos y las materias básicas físicas en las carteras de inversión de la gente común.

No obstante, incluso los fanáticos están sorprendidos por cómo ha subido el precio en los últimos meses. 

Los fondos de resguardo también reclaman una porción de la torta. Más de 100 fondos de resguardo invierten sólo en bitcoin y otras monedas virtuales.

En muchos lugares, las operaciones se están llevando a cabo en mercados con poca supervisión regulatoria o transparencia. Esto ha dado origen a temores de que un problema en uno de los mercados podría detonar una huida en estampida del bitcoin. Un aumento marcado en el bitcoin a fines de 2013 estalló cuando se descubrió que el mercado más grande en ese entonces, Mt. Gox, no tenía los bitcoins que afirmaba tener. Eso llevó a un estancamiento de tres años en el precio.

Sin embargo, con el tiempo el precio regresó a su antiguo nivel máximo y luego lo dejó muy atrás. Ahora superó siete veces ese máximo que alcanzó en 2013. Además, el ecosistema de bitcoin ahora está más distribuido por todo el mundo, por lo que depende menos de una sola compañía. Mientras que Mt. Gox tenía más del 75 por ciento de todos los bitcoins en operación en 2013, los mercados más grandes hoy tienen sólo alrededor de un 10 por ciento.

Los bitcoins son almacenados y operados en una red descentralizada de computadoras que no están bajo el control de ningún gobierno o compañía. Eso resultó ser un factor atractivo para gente en países como China y Zimbabue donde el gobierno tiene un historial de confiscar activos y cuentas bancarias.

El bitcoin se mantiene además como una forma popular de pagar drogas ilegales online a raíz de la capacidad de abrir una cartera de bitcoin sin dar ninguna información personal. Pero en este frente, el bitcoin ha enfrentado competencia de monedas virtuales que ofrecen más privacidad.

Este año, parecía que Ethereum, la segunda red de moneda virtual más popular, podría rebasar al bitcoin en valor. En ese entonces, el bitcoin estaba aquejado por una batalla interna sobre cómo actualizar el software y ampliar la red. No obstante, en octubre, uno de los bandos cedió y desde entonces se ha disparado el precio.

Ver más: