¿Qué banco ubica a la Argentina como uno de los países más atractivos para invertir?

Martes, 29 Mayo, 2018
Fuente: 
Iprofesional
Una reciente encuesta realizada entre hombres de negocios consideró que el país se ubica por encima de Colombia, Perú y Chile en orden de preferencias

Argentina es el segundo país de la región, luego de Brasil, que los hombres de negocios internacionales consideran entre las mejores oportunidades para invertir en América Latina, según determinó una encuesta del Banco Itaú realizada en Nueva York.

Uno de cada cuatro inversores internacionales eligió a la Argentina como el país más atractivo de Latinoamérica para desembolsar sus capitales, de acuerdo a una encuesta que divulgó hoy el Banco Itaú, realizada entre 400 hombres de negocios en Nueva York.

Ante la consulta de qué país en Latinoamérica considera que hoy ofrece la mejor oportunidad para invertir, el 48% respondió Brasil; el 24%, Argentina; el 10%, México; el 7%, Colombia; el 6%, Perú; y el 5%, Chile.

Así, Argentina resultó el segundo país más atractivo de la región para los inversores, detrás de Brasil, pero delante de México, un mercado mayor en tamaño al argentino.

Además, el país superó en interés por lejos a Colombia, Perú y Chile, tres economías de las más emergentes de la región en la última década.

El 32% de estos mismos hombres de negocios indicó que invertirá más este año que en 2017; en tanto que un 25% dijo que eso dependerá del escenario político-económico.

Asimismo, el 64% de los consultados señaló como el principal riesgo a afrontar la incertidumbre política local; y el 31%, las políticas monetarias de los Estados Unidos.

En cuanto a las mejores áreas para invertir, el 27% se inclinó por bienes de consumo; el 25%, por servicios financieros; el 23% por infraestructura; el 17%, por educación y salud; y el 8%, por agricultura.

Sobre cuáles son las principales barreras para un mayor desarrollo en tecnología e innovación, el 36,5% señaló a la educación; el 24% a los costos empresarios y a los impuestos; el 19,2% a regulaciones ineficientes; y el 10,6% al déficit en infraestructura.