¿Por qué hay tantos terremotos en México? La ciencia lo explica

Miércoles, 20 Septiembre, 2017
Fuente: 
InfoTechnology
Tres placas tectónicas se encuentran debajo de su territorio. En los últimos 100 años han sufrido 19 movimientos sísmicos. ¿Puede pasar lo mismo en la Argentina?

Sucede que México está ubicado sobre tres de las placas tectónicas más grandes de la Tierra, la norteamericana, la de Cocos y la del Pacífico. Todas las veces que estos trozos de tierra se mueven o chocan entre si, ocurren los terremotos.  Además, la capital mexicana está asentada sobre lo que solía ser el fondo de un gran lago y por eso es un terreno blando que actúa como amplificador  y hace parece a un terremoto pequeño como si fuera uno mucho más grande.

Ayer martes, un movimiento de la placa de Cocos, por debajo de la norteamericana, produjo un terremoto de 7,1 de magnitud. Esto se produjo dos semanas después de que ocurriera otro terremoto de 8,1 y 32 años después del recordado terremoto que terminó con la muerte de más d 9.500 personas en Ciudad de México.

“Habitualmente la placa de Cocos colisiona con la norteamericana, pero en el caso del terremoto de ayer, se debió a un movimiento de la placa de Cocos”, explica Claudio Parica, presidente del Consejo Superior Profesional de Geología de la Argentina, ante la consulta de INFOTECHNOLOGY.COM.  “En los próximos días se esperan más reacomodamientos y sismos de menor intensidad.”

Una zona complicada

México está en “una zona tectónicamente activa”, dice Parica. En el último siglo, han tenido lugar 19 terremotos dentro del rango de los 250 kilómetros alrededor del epicentro del terremoto de ayer, de acuerdo al Instituto de Investigación Geológica de los Estados Unidos. En la región, además, suelen ocurrir erupciones volcánicas.

De hecho, en 1982 y 2005 dos volcanes hicieron erupción, El Chichón y el Colima, respectivamente. Otros dos volcanes activos al suroeste de la capital mexicana, el Popocatépetl y el Ixtaccíhuatl cada tanto lanzan gas y el segundo hizo erupción por última vez en 2010.

De acuerdo a un artículo científico publicado poco después del terremoto de 1985 (según reporta Business Insider), el terreno blando sobre el que está construida la mayor parte de la Ciudad de México intensifica los efectos de los terremotos hasta un 500% en comparación con zonas de terrenos más duros. Desde entonces, la ciudad ha tomado precauciones que van desde mejorar las regulaciones para construir edificios hasta instalar sistemas de alerta temprana pero, sin embargo, en muchos lugares del país la infraestructura aún no está preparada.

¿Puede ocurrir algo similar aquí?

Con tanta asiduidad, no. Hay que recordar que se han dado terremotos en el país (el de San Juan, en 1944, es el más mencionado) pero el país se asienta sobre dos placas téctonicas, las sudamericana y la de Nazca, que lo afectan al noroeste, en la frontera con Chile. De hecho, en Valparaiso, en abril de este año, se dio un movimiento de 7,1 de magnitud.

"En el borde Pacífico puede haber sismos grado 8. Donde estamos nosotros no, es una zona estable [se refiere a la provincia de Buenos Aires y la costa del Atlántico]", amplía Parica. 

¿Es posible saber cuando se va a dar un sismo y cada cuánto ocurrirán? "En realidad, no se puede cuantificar en valores porque no son previsibles. Podes prevenir un sismo en el orden en 30 segundos o un minuto pero no más, por emisiones de temblores de baja intensidad. Pero, al menos por ahora, no se puede saber cuándo se van a dar."